Políticamente Acorrecto
La eficacia de una propaganda política y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. En condiciones favorables, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea ”. -Aldous Huxley

"Sweet dreams are made of this. Who am I to disagree? Travel the world and the seven seas. Everybody's looking for something. Some of them want to use you. Some of them want to get used by you. Some of them want to abuse you. Some of them want to be abused". -Eurythmics, BSO The Profit

Para mantener esta web






sábado, 30 de agosto de 2008

Colonia Dignidad

En la década de 1960 grupos de inmigrantes alemanes, nostálgicos del III Reig, fueron llegando a Chile detrás de un gurú, Paul Schaefer, enfermero del ejército nazi al que consideraban un dios. El "dios" Schaefer predicaba una doctrina basada en la disciplina paramilitar más dura que ocultaba los más abyectos delitos, y pretendía que así podrían acercarse a la Divinidad. Han sido 43 años de infamia.

El 10 de marzo de 2005, a los 83 años era detenido Paul Schafer Schneider -¡por fin!- y el ex-cabo nazi, gurú de la secta Colonia Dignidad en Chile, terminó con sus huesos en la cárcel. Atrás quedaban décadas de torturas, desapariciones, violaciones, abusos, pedofilia y todos los delitos más rastreros que podamos imaginar.
Fueron investigaciones periodísticas del programa Contacto de Canal 13 y del abogado en algunos de los casos de pedofilia, don Hernán Fernández, quienes hicieron un trabajo que correspondía al Estado de Chile.

El siguiente testimonio está extraído del Informe documental sobre el caso de la
Colonia dignidad
, en Informe sectas CMACT, de Oscar Gerometta. Es un relato en primera persona de lo que ocurría allí dentro con el beneplácito y complicidad del dictador Augusto Pinochet, y con la mirada ausente de todos los gobiernos democráticos chilenos desde la caída de la dictadura.
Estas cosas pasan en nuestro mundo.
***********************

Testimonio de José Efraín Vetter Veuhof
Santiago de Chile, marzo de 2004

Mi nombre es José Efraín Vetter Veuhof. Fui llevado a los dos meses de vida al hospital de la Colonia Dignidad. Allí permanecí imposibilitado de abandonar la Colonia. Cada vez que mis padres pedían mi regreso a casa, los colonos decían que aún no estaba sano y que debía seguir siendo tratado.

A los 6-7 años comenzó a ocuparse de mi la enfermera Ingrid, que después sería mi madre adoptiva. A los 8 años pasé a vivir prácticamente todo el día en la panadería.

Cuando mis padres murieron mis hermanas siguieron tratando de sacarme, pero las amenazaron con que si seguían insistiendo no podrían volver a entrar al hospital con sus hijos o ellas cuando estuvieran enfermas.

A esa edad, a los 8 años, me comencé a dar cuenta del mundo y me pregunté de donde venía yo, quienes eran mis padres. Yo quise salir a buscar a mis padres y comencé a resistir la disciplina del grupo. Allí comenzaron a darme tabletas. Cuando vieron que yo no tomaba las tabletas, que a veces las botaba, comenzaron a inyectarme una vez por semana. Cuando vieron que eso no bastaba, entonces me llevaban al hospital y me internaban. Me daban medicamentos e inyecciones hasta cuando me veían tan débil que ya no era capaz de revelarme, entonces me devolvían al grupo hasta la próxima rebeldía.

Nunca fui a la escuela. Tenía una persona que me enseñaba algunas cosas, pero esa persona no era profesor, ni estaba en condiciones de enseñarme. Me decían que yo no tenía condiciones para aprender, que yo sólo era bueno para la pala, para trabajar.

Y a los 11 años comencé a trabajar, en forma muy dura, a veces incluso con riesgo de mi vida. A veces tenía que ir a trabajar sin tener fuerza, debilitado por las tabletas y sin haber dormido. Tenía miedo a las depresiones en que a veces caía.

Willy Malezza fue el que enterró 15 autos que estaban en un galpón de la CD. Esos autos habían llegado hasta la CD pertenecían a detenidos desaparecidos. El los enterró por orden de PS, usando una retroexcavadora K-235.

Yo andaba muy cansado producto de las tabletas o inyecciones que me ponían. No podía dormir, no podía descansar. Tenía 11 años y me dijeron que partíamos al sur, un viaje de 8 días. Íbamos a buscar oro. Llevábamos 2 retroexcavadoras, camiones. Cuando llegamos al lugar comenzamos a ejercitar cavando un hoyo de unos 20 metros de profundidad y unos 200 metros de ancho. Luego comenzamos a trabajar. Una noche se vino abajo un muro de unos 20 metros de altura y unos 15 metros de ancho. Fue una experiencia terrible. Buscábamos en la noche si había quedado alguien debajo de las piedras. Por suerte no murió nadie. Yo tenía 11 años. Esa fue una experiencia terrible, que me marcó para toda la vida.

Los solteros vivían en grupos de hasta 6 en pequeñas piezas de 5x 5 metros. En casa como internados, sin privacidad. Allí molestaba todo, los ruidos y ronquidos de los demás. Las muchachas vivían lejos, de modo de evitar cualquier posible contacto con los jóvenes. Recién los últimos 6 meses de permanencia en la CD tuve una pieza solo, donde pude poner mis cosas, tener mis libros.

El encargado de la seguridad era Erwin Fege. El estaba a cargo de un grupo de unas 20 personas, armadas. El era el instructor. Hacían prácticas de tiro, en las noches, en un subterráneo.

Desde el 80 hasta el 98 yo tuve un acompañante enviado por PS, el que me vigilaba de día y noche, en el trabajo y a donde fuera. Mientras dormía, él tenía un arma debajo de la almohada. Al salir de la CD era registrado físicamente. Si alguien trataba de salir saltando las alambradas, estas estaban dotadas de sensores que alarmaban al Grupo especial, los que salían corriendo de inmediato, con armas y perros y vehículos especiales.

Si yo hubiera tratado de arrancar habría quedado colgando en las alambradas o en el hocico de los perros. PS me dijo una vez que si trataba de fugarme, al llegar a la puerta era hombre muerto. Yo no intenté fugarme. Quería salir vivo, para poder demostrar lo que allí sufrí y lo que sufren muchos otros. Me preparaba, pues sabía que si salía y no podía demostrar lo que digo, no tenía sentido mi salida. Yo traté de salir de forma inteligente.

Recién ahora se que PS salió de Alemania huyendo por ser un violador de niños.

Yo también fui violado por él. La primera vez fue a los 8 años. Yo se de un caso de un niño que a los 6 años fue violado.

Cuando el me violó, yo estaba bajo el efecto de las drogas que normalmente me daban. Yo me sentía muy mal, débil, necesitaba cariño. Yo quería sentir el cariño de un padre. Cuando estuve con él y sentí sus manos tocándome, sentí que él era como un padre para mi. Yo no sabía lo que significaba eso. Así comenzó una relación que duró hasta los 26 años!. El me obligaba a estar con él. A menudo yo no quería, no tenía deseos de estar con él, pero igual me obligaba, me violaba. Yo se de otros niños que se negaban y sufrían, los castigaban, se enfermaban. Se de 2 niños que incluso terminaron con problemas cardíacos.

Yo tenía miedo de terminar enfermo, con problemas. No se si ustedes entienden, pero yo tenía necesidad de ser querido. Hoy día se que todo era solamente para su placer, que en el no había ningún sentimiento.

Te lo digo a ti (dirigiéndose al periodista), cuando abandoné la CD comprendí que allí hay muchos que están tan destrozados que necesitan a un PS. A eso los llevaron. Es una vergüenza.

Nadie ayudaba a PS a abusar de los niños. El organizaba todo. El sólo tenía a sus “Sprinter” (en la CD se usa esa palabra para nombrar a los jóvenes ayudantes de PS. Efraín está convencido que esa palabra existe en el idioma alemán). Los Sprinter le traían los niños que PS quería, deseaba. Algunos eran traídos todos los días, o todas las semanas o una vez al mes.

Cuando PS abusó de mi por primera vez, me llevó a su pieza, donde habían 3 camas: una para él otra para el Sprinter y una para mi. Cuando yo me dormía, el despertaba al Sprinter y tenía relación con él. Un día lo ví hacerlo de nuevo como a las 6 de la mañana. Por eso el se levantaba como a las 12, cuando toda la gente en la CD estaba trabajando desde hace horas.

Todos los menores de 40 años sabían perfectamente lo que allí pasaba. Yo conozco a uno del cual PS ya abusaba en Alemania.

Un día un tipo entró a mi pieza por la ventana y quería abusar de mi. Nadie va a reconocer que fue abusado, pues eso es una vergüenza. No quieren reconocer lo que les ocurrió.

En CD se nos dijo que si a PS le tomaban muestra de sangre iban a poder saber con quien había tenido relaciones.

Los colonos tenían muchos amigos en las fuerzas armadas. Ellos, las fuerzas armadas, tienen contactos secretos con la CD. Con el ejército, la aviación y la marina hay un muy buen contacto.

La fuerza aérea iba hasta hace poco a hacer acrobacias a la CD. Incluso cuando andaban buscando a PS helicópteros de la fuerza aérea aterrizaban en la CD, pero no en el aeródromo sino en otros lados. Capaz que hasta allí haya salido de la CD

Respecto de los detenidos desaparecidos yo no vi nada. Yo era muy joven en ese tiempo, nací el año 67. En la CD corría el rumor de que había gente que fue torturada e incluso asesinada. Yo se de familia a los cuales le asesinaron al padre en hospital. Pero yo no puedo asegurar que fue lo que allí pasó.

El Willy (Malezza) recibió la orden de PS de remover el ‘paquete’. De sacarlo desde donde estaba y llevarlo a otro lugar. El estuvo trabajando más de una semana, solo, en un valle interior.

Si todos se ocultan hoy, eso demuestra que todos estaban participando en negocios oscuros. Desgraciadamente yo no puedo demostrar nada de eso, pues era muy joven para ese tiempo.

De BW oí en la CD, pero escuché que las huellas fueron borradas. El rumor era que él fue asesinado en la CD. Si preguntas si creen que esto ocurrió, todos te van a decir que si. El caso BW tuvo lugar. Yo no lo ví, pero cuando veo como hablan, como esconden cosas, y de lo que son capaces, entonces tengo que creer que si lo pueden haber hecho.

El nombre de BW lo escuché en la CD. Se que era ruso, de nombre judío, de nacionalidad norteamericana. Que por su ropa se podía ver que andaba como explorador, que estuvo largo tiempo en la zona.

No se cuando escuche el nombre. Quizás por el efecto de las tabletas y las inyecciones no puedo recordar fechas, sólo tengo imágenes en la memoria, no puedo recordar datos. Todo debe haber ocurrido cuando la gente de los DDHH comenzaron a poner letreros en la entrada de la CD.

PS si se interesaba en el caso de BW. Ricardo Alvear escuchaba mucha radio y leía los diarios y le informaba a PS de todo lo que se hablaba. Por eso se que PS fue informado.

Cuando PS ya no estaba en la CD y un general (no recuerda el nombre) fue detenido en la Argentina, Alvear le preguntó a Hopp si sabía lo que venía en las noticias. ¿Por qué le informaba de todo esto a Hopp? RA tiene buenos lazos con las FFAA. El habla muy bien alemán y castellano.

Cuando PS escuchó de BW se preocupó de lo que se informaba los diarios. El necesitaba saber las noticias para saber cuan implicada estaba la CD. Las noticias eran recortadas y guardadas. Siempre querían saber como reaccionar. Albert Schreiber viajó para no ser implicado. PS decía siempre “Antes de que el enemigo ataque, ve donde lo puedes golpear que le duela”.

Hans Jürgen … viajó a Paris y nunca más volvió después que yo declaré sobre PS en el caso Miguel Becerra. Eso porque les preocupó.

Lo único que se es que el Willy y Erwin Fege pueden saber donde están los restos de los desaparecidos. Willy manejaba la retroexcavadora y Erwin era el jefe de la seguridad.

Willy Malezza trabajó semanas, sólo en un valle de la CD. No tengo fechas, fue después de que llegó la gente de los DDHH. No se en que valle, no si en el norte o en el central.

Cuando el tema de los DDHH resurgió se preocuparon de que alguien pudiera entrar y vinieran a hacer excavaciones. Hoy quizás ya creció el bosque y es imposible saber donde están los restos, pero están preocupados.

Preocupados porque el tema no está cerrado. Ellos podrían ayudar a muchos chilenos. Ellos tienen que pensar que un día van allegar al cielo y tendrán que dar cuentas a su dios.

Hoy tienen casas en el sur (Willy y Erwin) y viven como reyes. ¿Cuándo despertarán y ayudarán a tanto chileno. ¿Por qué lo hicieron?. Yo era muy joven en esa época.

Si, a la CD venía mucha gente. Amigos por ejemplo de los juzgados, que incluso se quedaban a dormir.

Pedro Espinoza y su señora. Ellos salían a disparar, iban de caza. Ella pasaba mucho tiempo allí.

¿Cómo se llamaba la Ministra de justicia de Pinochet? Si ella, Mónica Madariaga venía a menudo, incluso un puente fue bautizado con su nombre. Tenía un monolito con una placa. Cuando llegaron los grupos de los DDHH ese monolito fue sacado.

Para Magaña Bau, otro visitante asiduo de la CD, PS mandaba a hacer correas y otros artículos de cuero. Les entregaban diplomas, les entregaban regalos, muchos dueños de fundo de la zona eran amigos de la CD. Una vez le regalaron una espada a PS. Fue un acto que no recuerdo donde se hizo.

¿Visitas de nazis? Yo no vi a nadie, pero escuché que hablaban mucho de Lindemann, el que sería un experto en tiro. Decían que él había matado a muchos judíos. Estuvo de visita con su esposa. Decían que el era bien grosero en sus discursos, era un tipo que las había vivido todas. Yo no se si estuvo por su experiencia, pero me pregunto como es posible que un tipo así llegara a la CD.

Mi hermano, Franz Bahr puede contar más de esto. Kart Vandenberger, Albert Hoffmann, exGestapo; Walter Laube, ex SS; eran ellos buenas personas, habían ayudado incluso a judíos.

Joseph, no recuerdo su apellido, Klaus Scholz, muchos de los antiguos miembros de la CD fueron miembros del ejercito de Hitler,

¿Si son nazis? Bueno, la forma como tratan a la gente en la CD dice mucho. El alemán en CD es frío. Ellos vivieron una época en que se sufrió mucho en Alemania, tuvieron que abandonar lo suyo, y todo eso se repite en la CD. El carácter nazi está vivo en la CD.

Lo que yo vivi en mi propio cuerpo. Lo que yo sufrí es culpa de alemanes que vivieron el III Reich y saben lo que es sufrir. Para mi son nazis. No hay asesinatos en cámaras de gases, pero hay electroschock, hay castigos, tabletas. Son una pandilla de criminales.