Políticamente Acorrecto
La eficacia de una propaganda política y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. En condiciones favorables, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea ”. -Aldous Huxley

"Sweet dreams are made of this. Who am I to disagree? Travel the world and the seven seas. Everybody's looking for something. Some of them want to use you. Some of them want to get used by you. Some of them want to abuse you. Some of them want to be abused". -Eurythmics, BSO The Profit

Para mantener esta web






viernes, 12 de noviembre de 2010

Condenada a muerte en Pakistán, por cristiana


ISLAMABAD, jueves 11 de noviembre de 2010 (ZENIT.org).- Asia Bibi, obrera agrícola de 37 años y madre de dos niños, ha sido condenada a muerte en Pakistán bajo la acusación de blasfemia. También se le ha impuesto una multa equiparable a dos años y medio de su sueldo.

La mujer ha sido acusada de haber ofendido al islam durante una discusión en el lugar de trabajo, en la que algunas mujeres musulmanas habían intentado convertirla, informó la agencia AsiaNews.
La sentencia, emitida por un tribunal del Punjab este domingo por la tarde, se refiere a una discusión que tuvo lugar en 2009 en la localidad de Ittanwali. En el transcurso de la misma, frente a la insistencia de las compañeras a que renunciara al cristianismo, Asia Bibi habló de cómo Jesús murió en la cruz por los pecados de la humanidad, preguntando a las demás mujeres lo que Mahoma había hecho por ellas. Las compañeras musulmanas pegaron a Asia Bibi y la encerraron en una habitación. Según explica la organización caritativa Release International, una multitud se reunió en el lugar de los hechos y empezó a insultarla a ella y a los niños.




¿Hará algo la Iglesia? ¿Saldrán los obispos en tromba? ¿Le dedicará sketches satíricos Buenafuente? ¿Acudirán los de Zerolo a besarse en Pakistán, o en Afganistán con nuestras tropas? ¿Mandará Wyoming a sus reporteros como acto de protesta?

La norma del código penal pakistaní castiga con la cárcel a quien ofende el Corán y con la condena a muerte a quien insulta a su gurú, Mahoma.