Políticamente Acorrecto
La eficacia de una propaganda política y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. En condiciones favorables, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea ”. -Aldous Huxley

"Sweet dreams are made of this. Who am I to disagree? Travel the world and the seven seas. Everybody's looking for something. Some of them want to use you. Some of them want to get used by you. Some of them want to abuse you. Some of them want to be abused". -Eurythmics, BSO The Profit

Para mantener esta web






lunes, 20 de octubre de 2008

Caritas y Diario Ya

CÁRITAS CONSTATA EN TODA ESPAÑA UN AUMENTO SUPERIOR AL 40% EN LAS DEMANDAS DE AYUDAS DE EMERGENCIA
Madrid, 21/10/2008

Cáritas. 21 de octubre de 2008.- Los servicios de acogida y atención primaria de Cáritas repartidos por todo el país han registrado en el primer semestre del año un incremento de demandas de ayuda económica superior al 40 por ciento, que se estima que será del 50 por ciento al finalizar 2008.

Estos datos proceden de una encuesta realizada por el Servicio de Estudios de Cáritas Española entre todas las Cáritas Diocesanas del país para conocer cómo está incidiendo la situación de crisis económica en las personas socialmente más vulnerables. Según esa encuesta, entre las personas que están solicitando más ayudas figuran las mujeres solas con cargas familiares, los parados mayores de 40 años con baja cualificación profesional, las familias jóvenes con hijos de corta edad y las mujeres inmigrantes que buscan empleo por primera vez al quedarse sus maridos en paro.

Las peticiones de ayuda que están recibiendo los servicios de acogida de Cáritas tienen su origen, en su mayoría, en problemas causados por la falta de vivienda, alimentos, ropa y calzado, educación y formación, trasporte y gastos sanitarios.

Llamamiento a la solidaridad

Este significativo aumento de las peticiones de ayuda está suponiendo para Cáritas un auténtico esfuerzo presupuestario y organizativo. Por esa razón, el secretario general de Cáritas Española, Silverio Agea, aprovecho la presentación de los datos de la encuesta para hacer un llamamiento a la solidaridad de los donantes españoles con todas las Cáritas Diocesanas del país para hacer frente a esta nueva coyuntura. “En situaciones difíciles –ha afirmado Agea— la ciudadanía responde con generosidad. Cáritas sabe por experiencia propia que hay muchas personas dispuestas a compartir incluso lo necesario para ayudar a quien tiene menos oportunidades”.

En este sentido, Silverio Agea reclamó también la implicación de los poderes públicos en la lucha contra la pobreza en estos momentos de crisis. “La pobreza es inmoral –aseguró—porque tiene solución. Es necesario un mayor esfuerzo presupuestario por parte de las Administraciones para erradicarla, junto a la implicación de todos nosotros. No olvidemos que con lo que nos gastamos en perfume o en armamento, se acabaría con el azote de la pobreza”.

200 millones de euros invertidos y 10.300.000 personas atendidas

Junto con los datos de la encuesta, en una rueda de prensa celebrada esta mañana en Madrid, el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río, y el secretario general presentaron los datos más destacados de la Memoria 2007 de la institución, en la que se detallan de forma exhaustiva el destino de los más de 200 millones de euros invertidos por toda la Confederación Cáritas en sus acciones de lucha contra la exclusión dentro y fuera de España.

Los programas desarrollados por Cáritas Española en el último ejercicio llegaron a un total de 10.300.000 personas (cerca de un millón dentro de España y 9.300.000 en un total de 44 países del Tercer Mundo) en situación especialmente precaria. Los mayores esfuerzos presupuestarios, según explicó Silverio Agea, se realizaron en los apartados de personas mayores (29,7 millones de euros), de cooperación internacional (26,6 millones), empleo e inserción social (23,5 millones), acogida y atención primaria (20,4 millones) y personas sin hogar (16,5 millones).

A pesar de registrarse un aumento del 8,5 por ciento en el volumen total de fondos manejados con relación al ejercicio anterior, Cáritas ha logrado reducir el porcentaje destinado a gastos de gestión y administración (sólo el 6,93 por ciento). Asimismo, en 2007 se constata un año más la fuerte confianza que el trabajo de Cáritas a favor de los más desfavorecidos despierta entre sus socios y donantes y el conjunto de la ciudadanía española, ya que casi el 61 por ciento de sus recursos proceden de donaciones privadas, mientras que el 39 por ciento restante tiene su origen en subvenciones privadas.

Por Comunidades Autónomas, Cataluña encabeza el volumen de fondos invertidos (22,7 millones de euros), seguida de Andalucía (22,5 millones), Madrid (22,1 millones), Castilla y León (20,2 millones) y País Vasco (14,4 millones). Las comunidades donde los recursos de Cáritas tienen un mayor apoyo por parte de los donantes privados son Navarra (casi el 94 por ciento de sus recursos proceden de aportaciones privadas), Cantabria (77,8 por ciento), Cataluña (72,9 por ciento) y Madrid (72,8 por ciento).

En su intervención, el presidente Rafael del Río, además de subrayar la identidad eclesial de la institución y su misión como servicio organizado de la caridad en el seno de la Iglesia, elogió la labor gratuita desarrollada por los más de 56.000 voluntarios y voluntarias que apoyan en toda España el trabajo por la justicia de Cáritas. Asimismo, el presidente llamó la atención sobre la importante labor oculta que, más allá de los datos contables contrastados recogidos en la Memoria anual, llevan a cabo en todo el país numerosas Cáritas Parroquiales para paliar las situaciones de precariedad más urgentes.

Tanto los datos de la Encuesta sobre evolución de las demandas de ayuda como los datos de la Memoria anual de actividades 2007 de Cáritas Española están disponibles en www.caritas.es.

Editorial 20 0ctubre de 2008 en Diario YA: "Iglesia, ora et labora"

Siguen pasando las semanas, y en las tertulias de la radio sólo se habla de economía. Sabios e ignorantes muy osados se atreven a ofrecer todo tipo de recetas para superar esta crisis que parece “la madre de todas las crisis”. Zapatero, que hace un par de meses era señalado como el verdadero responsable de los males que nos azotaban, hoy es apenas un pelele zarandeado (como el resto de españoles) por marejadas que vienen de otros lares, las auténticas culpables de todo.
En medio de esta situación en la que, obvio es señalarlo, pierde más quien más tiene (o tenía), la Iglesia sigue haciendo lo que siempre ha hecho: ayudar a los más necesitados. De la misma forma silente y discreta que la ha caracterizado desde los albores de la Historia, haciendo real esa palabra, “solidaridad”, que todos pronunciamos pero pocos llevan a la práctica. Ella sí. Los curas y las monjas vuelven a ser el consuelo de los más afligidos, la esperanza de los desesperados, la brújula de los aturdidos.

Son decenas las parroquias y los centros asistenciales de las distintas órdenes religiosas que están repartiendo ropa, comida y una ducha a quienes se acercan por allí. Personas que, según reconocen las monjitas, “tienen una pinta estupenda…, van bien vestidos, aseados y peinados”. Pero han caído en desgracia, porque perdieron su empleo y se vieron con una hipoteca inhumana, imposible de afrontar. “O comes o pagas la hipoteca”, dicen algunos de ellos. Y para comer, acuden a los comedores de la Iglesia.

Sí, amigos lectores. Esa Iglesia tan denostada e insultada. La Iglesia caricaturizada por los que se manifiestan en las carrozas del orgullo gay, blasfemando y arrojando tinta roja a inmaculadas sotanas. La Iglesia que es objetivo preferente de ese programa televisivo que hace furor los sábados por la noche. La misma Iglesia que sigue soportando las invenciones que los más iletrados gustan de hacer sobre la Inquisición, “su más oscura creación”. Esa es la Iglesia que hoy da de comer a los pobres en España.

No esperemos que desde la izquierda se reconozca lo que es una atronadora verdad. Tampoco los liberales lo harán sin llevar el agua a su molino. Sólo desde el amor al prójimo, desde la consideración profunda de la dignidad humana y de la hermandad de todos los hijos de Dios, encontraremos soluciones útiles para los problemas que genera esta sociedad de la apariencia. Mientras la progresía felona masculla su socialismo barato de boquilla, la Iglesia trabaja por el bien de los desheredados. Lo mismo que ha hecho siempre. Lo único que sabe hacer.